Con carteles que celebraban “bienvenido Spay” fue recibido uno de los perritos que cayó en el gigante socavón de Santa María Zacatepec, en la ciudad de Puebla, el pasado 10 de junio. El cachorro llevaba más de tres días atrapado en el fondo del hoyo junto a otro perro, que los vecinos apodaron Spike, sin posibilidad de salir.

El rescate fue exigido por grupos animalistas que se reunieron en torno el hoyo, hasta que finalmente los perritos fueron elevados con cuerdas y jaulas por el personal del Cuerpo de Bomberos y la Protección Civil de Puebla.

Los cachupines presentaban cuadros de desnutrición y deshidratación, por lo que debieron recibir tratamiento en la Unidad de Bienestar Animal.

Actualmente, Spay y Spike se encuentran a salvo, protegidos por sus familias y vecinos locales.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *